Encarna Miralles Sanz

27 de Octubre de 1944, 13 de Septiembre del 2020

Mensaje Institucional de Mamá por Navidad


Mamá quiere recordar especialmente en estas fechas tan señaladas, a la Fundación tutelar de La Rioja, Servicios sociales, Clínica Nuestra Sra. del Carmen de Calahorra, Residencia La Rioja de Albelda y a aquellos profesionales que desea, Dios guarde en su memoria. 

Así, Mamá aprovecha la ocasión para desearos lo Peor, e invita al Pueblo a que tome la iniciativa de colgar banderas negras, crespones negros, con la finalidad de despedir con Honor y Dignidad a los próximos muertos.

Igualmente, Mamá quiere manifestar su deseo de que en su nombre y recuerdo,  se orinen las esquinas sitas en el palacio de justicia de Logroño.


Xx


"Lucha por mis Derechos" , Encarnación Miralles Sanz


Abandonados por la avaricia de lo privado, los residentes pueden desarrollar patologías evitables con un buen cuidado de su dependencia.

Richard Horton,

No se puede abordar la crisis sanitaria con criterios de la epidemiología más estricta, "en términos de peste", teniendo en cuenta solamente cómo se transmite el virus y cómo se cortan las cadenas de contagio, sin tener en cuenta el resto de enfermedades con las que confluye, que agravan la patología y que son muchas veces provocadas o espoleadas por la precariedad, la desigualdad y la ausencia clamorosa de los sistemas públicos de respaldo y protección social.

Merrill Singer, concibió el término Sindemia,

Se trata de una coincidencia entre varias enfermedades que empeoran el diagnóstico de los afectados en mayor medida que la simple suma de las partes.

La Pandemia, en contextos, se convierte en Sindemia en concreto en muchas Residencias de España, donde se dan condiciones estructurales mortales, como infraviviendas, hacinamiento, aislamiento, soledad, edadismo. En algunos pacientes, se dan síntomas somáticos, miedo, sufrimiento, depresión, dándose un deterioro progresivo e irreversible en la salud mental y física de podemos decir ya, la víctima.

Así, en su obligada imposición de adaptación a la residencia y en concreto los casos de tutelados por el estado, el silencio del mismo, es injusto, abusivo, ladrón, traidor. Así, se da el sentimiento de desamparo y terror en la persona tutelada y familia.

Con el tratamiento del estado del covid, como si fueran apestados, el deterioro progresivo e irreversible de la salud de la paciente, son tristemente previsibles , llegando a encontrarse envuelta en una espiral trágica, de la que no le permiten, no podrá salir.

Así, la Administración, actuando a espaldas de la familia y de la paciente, me parecen responsables del desmembramiento de la institución más importante, más grande, más poderosa, la Familia, se apropia de todas las propiedades de la misma, incluso antes de que la tutela sea efectiva y mata civilmente a la paciente, en los casos de incapacitación, sin abrir la boca.